¿Quien es el Maestro Ascendido Natividad?

23c446a9e986434827ff929ebe913113El Amado Maestro Natividad, a quien conocemos comúnmente como  “El Espíritu de la Navidad”, es un bellísimo ser de altísima luz, perteneciente al reino angelical, procedente de las altísimas esferas, el cual visita al planeta tierra durante la época de navidad, año tras año.

El lleva con su hermosa luz que irradia: amor, paz, felicidad y prosperidad, a los seres humanos que de corazón lo aceptan y reciben internamente en estas fechas decembrinas. Por su inmaculada pureza y forma natural de ser, el maestro natividad tiene la misión de expresar, exteriorizar, y expandir la luz y el amor en todo el planeta tierra en estas fiestas decembrinas, fecha en que celebramos: “El nacimiento del Niño Dios” donde el Maestro Natividad, representa:

La bondad infinita, la alegría, la esperanza, la prosperidad, la abundancia, el amor incondicional y la fe, del “Amadísimo Padre Celestial”.

Es tan fuerte la radiación amorosa del “Maestro Natividad”, que puede disolver al instante cualquier atadura inarmoniosa que tenga atrapada a una corriente de vida en la tierra, y la lleve a las no perfectas y atormentadas creaciones humanas en las cuales muchos están sumidos; su inmensa luz puede derribar los más altos muros de ignorancias espirituales que no dejan al ser humano ascender a luz divina de dios, puede acabar para siempre con los más grandes temores profundos que moran en las mentes humanas, realiza la unión instantánea de quienes se han alejado afectivamente de sus familiares y amigos.

Debido a su interna pureza, carente de toda malicia conocida en el universo, el querido Maestro Natividad es como un niño lleno de radiante alegría, amor, bondad, ternura, y es sumamente generoso; el cual disfruta plenamente al dar sin medidas y compartir sus tesoros con los humanos, a través del toque mágico de su gran luz, la cual llega a los corazones de las personas y despierta instantáneamente “el niño dormido”, que internamente está en cada ser humano.

El Maestro Natividad también simboliza a ese ser amoroso, colaborador, perfecto, que cada persona lleva por dentro, como su: “yo bueno superior”, que abre todas las puertas cerradas, e ilumina los corazones de los seres humanos en los momentos de crisis y pruebas; Su gran radiación amorosa es sentida en toda la tierra en esta época del año.

El Maestro Natividad trae a la tierra:

Bendiciones, amor, paz, armonía, unión familiar, abundancia, felicidad y prosperidad; durante las fiestas decembrinas y celebraciones navideñas.

Es una energía muy inteligente que baña a la tierra con su sagrada luz, el cual siempre mantiene sus manos abiertas hacia los humanos, dispuesto incondicionalmente a dar de sus grandes dones a todo aquel que lo precise y lo llame a la acción.

El amado maestro natividad, habita en la novena dimensión de las altas esferas cósmicas, donde se le conoce como: “la gran entidad del amor, bondad y alegría”, por lo tanto es mucho más que un maestro ascendido; Ya que los grandes maestros ascendidos de la luz, los cuales ya alcanzaron “el estado perfecto”, habitan en la quinta dimensión de las altas esferas cósmicas.

Tan solo el santísimo y ascendido maestro Jesús el cual supera cualquier nivel evolutivo de espiritualidad, y energía sagrada conocida en las diferentes galaxias por ser hijo del Altísimo, y mesías y logo del planeta tierra, habita también la novena dimensión de las altas esferas cósmicas de la luz divina de Dios.

El amado maestro natividad, desde el mes de septiembre comienza a preparar su llegada a la tierra, proyecta su inmensa radiación de amor hacia el planeta, energía que se va intensificando con fuerza y poder hasta el tiempo de entrada de su sagrada presencia en la atmósfera de la tierra, el cual sucede el 21 diciembre a las 12 de la noche, en cada hogar de cada país del mundo, lo hace con gran ímpetu arrollador de energía, la cual cubre y se expande por todo el planeta, la envuelve en su totalidad con su luz, con el fin de purificarla, limpiarla y elevarla a la ascensión definitiva de la luz divina del Padre.

Fte consultada: Enseñanzas de Conny Mendez

Abrazos de Luz…

Isa…

Palabra Diaria: Prosperidad

navidadMI ESPÍRITU SE REGOCIJA EN LA INFINITA BONDAD DE DIOS.

Gracias a mis sentidos puedo apreciar lo que la temporada navideña me ofrece: el abrazo de un ser querido, el aroma de las velas perfumadas, el resplandor de las luces de colores, el sabor de una comida recién hecha y la melodía de un villancico.

Sin embargo, existe un gozo que me lleva más allá de lo que puedo percibir con mis sentidos físicos. Mediante un sentido más profundo del Espíritu, puedo percibir y apreciar la bondad divina que disfruto en mi vida. Dicha bondad fluye y se expresa continuamente en todo lo creado.

Doy gracias por las bendiciones del pasado y del presente y siento agradecimiento por las que todavía están por venir. Mi espíritu se regocija en la infinita bondad de Dios.

Fte: http://www.unityenlinea.org/

BASUROTERAPIA: TERAPIA DE HIGIENE MENTAL

Excelemte!!

Compartiendo Luz con Sol

Buscando novedades que traer al blog me encuentro con el término “basuroterapia”, que no es más que una nueva forma de terapia (higiene mental) que seguramente manejaremos de una manera muy intensa una vez que nos hayamos dado cuenta de lo interesante y productiva que puede ser nuestra vida en cuanto la pongamos en práctica. Sin mas preámbulos los invito a conocer la nueva terapia en higiene mental conocida vulgarmente como basuroterapia.

DEFINICIÓN

Como no existe en realidad una definición de esta terapia en el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, les diremos que se deberá entender como un auxiliar en el desecho temporal o definitivo de los contaminantes mentales que constantemente nos distraen y lo que debemos hacer para lograr nuestra concentración en las ocupaciones que tengamos en un momento dado y así poder cumplir con estas y alcanzar nuestra paz y tranquilidad.

ANTECEDENTES

Esta terapia nace…

Ver la entrada original 553 palabras más

Rincón de la Chamana Gitana: Limpieza antes de recibir la Navidad

c8de7e48742b4cc74f44e1ce15d434ec Las energías de la navidad, son sublimes y hermosas, y debemos tener todo preparado para que puedan entrar en nuestra casa, entregándonos la armonía, el amor, la prosperidad y la salud.  Así que para recibirlas aquí te dejo esta limpieza de tu hogar. Necesitaremos:

Agua

Romero

Agua de coco

3 pastillas de alcanfor

Esencia de Mandarina, aceite de vainilla, lavanda.

Velón Azul

Sahumerio  o Inciensos de Mirra Sándalo y Mandarina

Flores a tu gusto.

Procedimiento:

Ante todo debes encender  el velón azul  e invocar al Arcángel Miguel y a los reyes, dominantes  y protectores del hogar para que te asistan en la limpieza y disuelvan toda la energía negativa o mal calificada que pudiese existir.  Debes barrer tu casa y sobre todo mover los muebles  de posición, porque es ahí al igual que en los rincones donde se acumula mas la anergia. Debes barrer el piso desde el último espacio de tu habitación hasta afuera de la puerta de salida.  Limpiar y desempolvar todos los objetos (lámparas, mesas, cuadros). Luego colocar en un balde agua, las hojas de romero, 3 pastillas de alcanfor, y pasar el coleto en la misma dirección en que se barrió.  Dejar secar y luego volver a pasar otro coleto solo con el agua de coco en la misma dirección.

Dejar secar  , vaciar el balde y  colocarle agua nuevamente, la esencia de mandarina, unas gotas de los aceites. Limpiar el piso en dirección de la puerta de salida hasta el último espacio del a casa.

Colocar los inciensos. Poner música relajante y colocar las flores .  Dejar que el velón se consuma ; y ya tienes tu casa lista para darle la bienvenida a la energía de la navidad.

Bendiciones de Luz

Isa…

 

Lo que leo: Cuando te permites lo que mereces, atraes lo que necesitas

6953d088915414e5b554d71dd5463617Empezaremos proponiéndote una pequeña reflexión… ¿Qué es lo crees que te mereces a día de hoy?
Puede que hayas pensado en un descanso. En permitirte que el tiempo discurra un poco más despacio para poder así, apreciar todo lo que te rodea. Disfrutar del “aquí y ahora”, sin estrés, sin ansiedad. Es posible que hayas pensado también “que mereces alguien que te quiera”, que te reconozcan un poco más. Sueles esforzarte mucho por los demás y no siempre ven todo aquello a lo que has llegado a renunciar.
Todos, en nuestro interior, sabemos qué es lo que merecemos. No obstante, el reconocerlo es algo que a veces nos cuesta porque pensamos que puede llegar a ser una actitud egoísta. ¿Cómo decir en voz alta cosas como “necesito que me quieran”, “merezco ser respetado/a”, “merezco tener libertad y tener las riendas de mi vida”? En realidad, basta con decírnoslo a nosotros mismos.No debemos equivocarnos, porque priorizarnos un poco más no es una actitud egoísta. Es una necesidad vital, es poder crecer interiormente para ser felices.
Muchos de nosotros solemos desarrollar a lo largo de nuestra vida muchas actitudes limitantes. Son creencias en ocasiones inculcadas durante nuestra infancia, o incluso desarrolladas posteriormente en base a determinadas experiencias. Son esos pensamientos expresados en frases como “no valgo para nada”, “yo no soy capaz de hacer eso, fracasaré”, “¿Para qué intentarlo si siempre me salen las cosas mal?”…
Una infancia complicada con unos progenitores que nunca nos dieron seguridad, o incluso relaciones afectivas basadas en la manipulación emocional, suelen limitarnos casi de un modo determinante. Nos volvemos frágiles por dentro y vamos poco a poco, deshilachando nuestra autoestima.
Reestructura tus creencias. Tú eres más que tus experiencias, no eres quien te hizo daño o quien alzó muros para privarte de tu libertad. Mereces avanzar, mereces leer en tu interior y reconocer tu valía, tu capacidad para ser “apto” en la vida y sobre todo, feliz…
Lo que merecemos y lo que necesitamos está tan unido como el eslabón de una cadena. Te pondremos un ejemplo: “Necesito a alguien que me quiera”. Es un deseo común. No obstante, empezaremos cambiando la palabra “NECESITO”, por “MEREZCO”.
Te mereces a alguien que sepa leer tus tristezas, alguien que atienda tus palabras, que sepa descifrar tus miedos y ser el eco de tus risas. ¿Por qué no? Al cambiar la palabra necesidad por merecer, eliminamos ese vínculo de apego tóxico que en ocasiones, desarrollamos en nuestras relaciones afectivas.

Si necesitamos algo para ser felicesnos volvemos cautivos de nuestras propias emociones. Empieza por ti mismo/a. Sé tú la persona que quisieras tener a tu lado… La que merece caminar los pasos de tu vida. Al final, llegará alguien que se reflejará en ti. No obstante, empieza también con estas importantes dimensiones:
-Libérate de tus miedos.
-Disfruta de tu soledad, aprende a leer en tu interior, a empatizar más contigo a la vez que con los demás.
-Cultiva tu crecimiento personal, disfruta de tu presente, de lo que eres y de cómo eres.
-Aprende a ser feliz con humildad, desactivando el ego, madurando emocionalmente.
En cuanto te des a ti mismo todo aquello que mereces, convirtiéndote en la mejor versión de ti, llegará lo que necesitas. Priorizarse a uno mismo no es ser egoísta
Muchas veces seguimos siendo prisioneros de esos pensamientos limitantes explicados al inicio. Hay quien encuentra su felicidad dándolo todo por los demás: cuidando, atendiendo, renunciando a ciertas cosas por los demás. Es posible que nos educaran así. Ahora bien, siempre llega un momento en que hacemos balance y algo falla. Aparece el vacío, la frustración, el dolor emocional…
Como todo en esta vida, existe la armonía, la conjunción de tu espacio y mi espacio, de tus necesidades y nuestras necesidades. La vida en familia, en pareja o en cualquier contexto social, debe construirse mediante un adecuado equilibrio donde todos ganen y nadie pierda. En el momento que hay pérdidas, dejamos de tener el control de nuestra vida, dejamos de ser protagonistas para convertirnos en actores secundarios.
Reflexiona durante un instante en estas breves ideas:
-Merezco un día de descanso, para mi mismo, en soledad. Esto me ofrecerá lo que necesito: pensar, liberarme del estrés y relativizar las cosas.
-Merezco ser feliz, tal vez sea el momento de “dejar ir” determinadas personas, o aspectos de mi vida. Ello me permitirá conseguir lo que necesito: una nueva oportunidad.
Todos merecemos dejar de ser cautivos del sufrimiento, de nuestras propias actitudes limitantes. Abre los ojos a tu interior, descifra tus necesidades, escucha tu voz. En el momento que te permitas lo que mereces, llegará lo que necesitas.

Via lamentesmaravillosa

La palabra Diaria: Comprensión…

0930a0d2dfed1efda80c18230d331b8dMi mayor gozo es servir a Dios. Cuando abro mi corazón y hago de él un conducto de amor y comprensión para todas las criaturas vivientes, éste se expande con comprensión espiritual. Así como una lámpara no puede dar luz sin la corriente eléctrica, yo necesito del poder de Dios para avivar mi entendimiento.

Al servir a los demás, siento gran gozo y gratitud. Al interactuar con otros conozco el amor incondicional que es mío como creación de Dios. Mi habilidad de dejar ir juicios y perdonar a los demás revela una profunda comprensión del amor incondicional de Dios. Hoy me comprometo a estar al servicio de Dios, tal como lo hizo Jesús, y abro mi corazón a la comprensión.

http://www.unityenlinea.org/

El Cabello y La Energia

cabelloEl cabello es la manifestación física de nuestros pensamientos y una extensión de nosotros mismos; lo mismo sucede con los pensamientos de la madre Tierra, podemos ver el constante crecimiento de su cabello de hierba; mismos que desde tiempos ancestrales fueron usados por los pueblos indígenas con fines medicinales y rituales. Ellos han usado el cabello de la tierra en sus ceremonias con fines de curación física y espiritual o en rituales que ellos consideraban sagrados.

Nuestro cabello es la extensión física de nuestros pensamientos, nos brinda la dirección a lo largo de nuestra vida; cada uno de nuestros cabellos nos representa a nosotros mismos, son puntos de conexión fuertes tanto de nuestro cuerpo como de nuestro espíritu según los pueblos indígenas. En todos los pueblos de la tierra existen cuentos o leyendas en donde el cabello juega un papel crucial en el destino de los protagonistas, por ejemplo aquellas historias que cuentan sobre los hechiceros o brujas que emplean el cabello de una persona para causarle daño, aunque no es el cabello en sí lo que usan para ese propósito sino las emociones que lleva dentro.

Los hombres y mujeres de sabiduría han llevado el cabello largo; en cambio en los lugares donde se ha presentado la tiranía en cualquiera de sus formas el cabello corto ha sido obligatorio y este, junto a otros factores ha culminado con la derrota espiritual y física de los pueblos.

El cabello tiene su propio lenguaje y carácter, y la forma en que sea peinado es sumamente importante para quién lo porte:

– La raya en medio representa la alineación del pensamiento.

– La trenza la unidad del pensamiento con el corazón.

– El cabello suelo significa seguridad.

– El cabello recogido convicción.

Actualmente las personas se peinan sin conocer el significado de sus acciones el estilo en que se use el cabello es importante pues haciendo a un lado la vanidad o practicidad, la forma en que uno lleve el cabello repercutirá directamente sobre nuestro estado de ánimo.

Adentrándonos al pensamiento de los pueblos indígenas encontraremos que la forma de llevar peinado el cabello era de suma importancia pues de esta manera se describía y anunciaba su participación en diversos eventos: matrimonio o guerra, alegría o duelo. A través del cabello y los tocados que se llevaba sobre él se podía saber la madurez de las personas, su estatus en la sociedad o los tiempos de paz y guerra.

Los peinados eran como las estaciones; cambiaban en ocasiones públicas, privadas y ceremoniales. El cabello representaba los pensamientos y el estado espiritual del individuo; mostrando los vínculos y la unidad espiritual de su familia y definiendo la armonía cultural y el alineamiento espiritual de su comunidad.

El cabello representaba los estados de la naturaleza, fluían en línea recta como las cascadas o eran ondulados como el agua del río. A los niños indígenas se les enseñaba a lavar y enjuagar el cabello. El cuidado de sus cabellos era tan importante como el mantenimiento de su salud física y espiritual; también se les enseñaba a crear los peinados rituales usando madera, huesos, plumas o piedras como tocados.

El cabello que se caía o quedaba acumulado en los peines era recogido y mantenido en una bolsa; al llegar la luna llena las mujeres se reunían en una ceremonia y ofrecían el registro de sus sentimientos e ideas acumuladas en el cabello caído a los espíritus del fuego, tierra y aire para que fueran bendecidos; posteriormente las ofrendas de cabello eran colocadas en el fuego sagrado y los pensamientos y emociones de cada una de ellas se elevaban junto a sus oraciones a través del humo y el viento hasta llegar a la luna.

Para los pueblos indígenas el cortar el cabello no solo representaba el corte de la corriente de su pensamiento sino en algunos casos una deshonra. Una guerrero con el cabello cortado en la batalla no tendría lugar en el seno de sus ancestros pues no tenía alma, ni recuerdos ni corazón. Automáticamente se convertiría en un espíritu gris atrapado entre los mundos. En las enseñanzas de muchas tribus indígenas el cortar el cabello representaba un proceso de duelo o la proximidad con la muerte. El cabello era un elemento místico en todas ellas. No permitían que nadie tocara su cabello sin su permiso.

Como podemos ver, el cabello era de suma importancia para los pueblos indígenas por muchas razones y aunque en la actualidad tales prácticas han desaparecido casi por completo nunca es demasiado tarde para re-aprender y re-aprehender todo aquello que nuestros ancestros nos han enseñado.

A menudo, cuando las personas eran conquistadas o esclavizadas, les cortaban su cabello como un signo de esclavitud, impotencia y humillación.

Los huesos de la frente son porosos y su función es de transmitir la luz a la glándula pineal, que afecta la actividad cerebral, así como a la tiroides y a las hormonas sexuales.

El corte de flequillo que cubre la frente impide este proceso.  Cuando Ghenghis Khan conquistó China, él sabía que los chinos eran un pueblo inteligente y que no se dejarían subyugar. Por lo tanto, hizo que todas las mujeres en el país se cortaran el pelo y usaran flequillo, él sabía que iba a servir para hacerlas tímidas y fácilmente controlables.

Así como tribus y sociedades enteras fueron conquistadas, el corte de pelo se hizo tan frecuente que la importancia del cabello se perdió después de unas pocas generaciones, y los peinados y la moda llegaron a ser el foco.

Cuando al cabello se le permite alcanzar su máxima longitud, entonces, fósforo, calcio y vitamina D son producidos, y entran en el líquido linfático y finalmente al líquido cefalorraquídeo a través de dos conductos en la parte superior del cerebro. Este cambio iónico hace a la memoria más eficiente y conduce a una mayor energía física, mayor resistencia y estoicismo.

Si decides cortar el pelo, no sólo se perderá esta energía extra y nutrientes, si no que tu cuerpo deberá proporcionar una gran cantidad de energía vital y nutrientes para que vuelva a crecer el cabello perdido.

Además, los cabellos son las antenas que recogen y canalizan la energía del sol o (prana) a los lóbulos frontales, la parte del cerebro que se utiliza para la meditación y la visualización.

Estas antenas actúan como conductos para lograr una mayor cantidad de energía sutil, energía cósmica. Se tarda aproximadamente tres años desde la última vez que se cortó el pelo para formar nuevas antenas en las puntas del cabello.

Cuando te recoges el cabello húmedo, tenderá a disminuir y apretar un poco, e incluso romperse mientras se seca.

Una mejor idea es tomar de vez en cuando el tiempo para sentarse al sol y permitir que su cabello limpio y húmedo se seque de forma natural y absorba parte extra de vitamina D.

Los yoguis recomiendan lavar el cabello cada 72 horas (o más frecuentemente si el cuero cabelludo suda mucho). También puede ser beneficioso lavarse el pelo después de estar molesto o enojado, para ayudar a procesar las emociones.

Los yoguis también recomiendan el uso de un peine de madera o un cepillo para peinarse el cabello, ya que ofrece una gran cantidad de circulación y la estimulación en el cuero cabelludo, y la madera no genera electricidad estática, lo que provoca una pérdida de energía del cabello hacia el cerebro.

Usted encontrará que, si te peinas desde la frente hacia atrás, de atrás hacia delante, y luego varias veces hacia la derecha y hacia la izquierda, te refrescará, no importa el largo de su pelo. Todo el cansancio del día se habrá ido.

Para las mujeres, se dice que el uso de esta técnica para peinar el cabello dos veces al día puede ayudar a mantener la juventud, un ciclo menstrual saludable y buena vista.

Si usted es calvo o calva, la falta de energía del cabello puede ser contrarrestada con más meditación. Si usted está encontrando algunas hebras de plata (canas) en el cabello, tenga en cuenta que la plata o el color blanco aumentan el flujo de energía y vitaminas para compensar el envejecimiento.

Para la salud del cerebro, a medida que envejece, trate de mantener su pelo lo más sano y natural como sea posible.

Se dice que cuando permites que tu pelo crezca en toda su longitud y lo enrolles en la corona de la cabeza, la energía del Sol, el prana, la energía vital, baja en la columna vertebral. Para contrarrestar esa tendencia a la baja, la energía vital Kundalini se eleva para crear equilibrio.

“Tu cabello no está allí por error. Tiene un propósito definido.”

Fte http://www.sabiduriadelaluz.org/

¿Existen los Problemas?

problemasAquello que llamamos problema es sencillamente una situación que se produce para que aprendamos algo. Si dices, por ejemplo -”bueno pero yo tengo un problema que es muy grueso”, a lo mejor ese problema grueso que tú tienes, es para ti un problema gordo, pero al lado del problema de otra persona no es nada.  Los problemas que nos angustian ahora, pasarán al olvido mañana. Estamos en un proceso de aprender el porqué de las situaciones que nos toca enfrentar. ¿Por qué se me presenta? ¿Qué tengo que aprender de esto? Lo verdaderamente triste es tener un problema, volver a tenerlo, una y otra vez, por no aprender la enseñanza que la Vida nos presenta.

Cuando aprendemos, solo vemos la situación, y el problema deja de ser un problema. En la vida como en el Colegio, solo tiene problemas el que no ha estudiado. El que estudia para resolver su examen, siempre está preparado y todo deja de ser un problema y se transforma en Sabiduría.

Podemos tener un enfoque diferente de las situaciones, ya que si se tiene información, se tienen herramientas y se soluciona la situación pero no genera un problema, ya no hay sufrimiento. Hay personas que tienen muchas situaciones y nunca generan un problema y hay otras para las que todo es un problema, salir a la calle es un problema, ir a pagar un impuesto es un problema, aparcar es un problema, ir a una cena es un problema; porque generan de cualquier situación, un inconveniente. Es una cuestión de actitud.

Recordemos que “los problemas no existen, son situaciones que vienen a nuestra vida para que nosotros podamos aprender. Entonces todo lo que existe son situaciones a resolver y depende de nosotros el transformarlas o no en un problema.

Isa…

Fte consultada: Autogestion Metafisica

Los Conflictos emocionales y el Cuerpo

emocionSe trataría de encontrar dónde está el conflicto en la mente de la persona y en su campo emocional y resolverlo para que la enfermedad deje de existir espontáneamente al perder su sentido biológico (que lo tiene siempre).
Un ejemplo de cómo la mente altera al cuerpo lo podríamos tener en este caso que muchos padres y madres con hijos adolescentes hemos experimentado alguna vez de algún modo: Son las 4 de la madrugada y tu hijo te ha dicho que regresaría a las 2. Su celular está fuera de servicio y llevas un buen rato preocupado mirando desde la ventana a ver si aparece. De repente se oye el estruendo de un accidente de coche en la calle de al lado (la cual no se ve desde tu ventana), y empieza el trasiego de sirenas de policía y ambulancias. En un momento y debido al miedo de que pudiera ser tu hijo, la fisiología de tu cuerpo se vuelve loca: adrenalina a tope, frecuencia cardíaca y respiratoria por las nubes,etc..
Si a los pocos minutos aparece tu hijo perfectamente, todo habrá quedado en un gran susto del que tu cuerpo tendrá que reponerse (en función de tu sensibilidad), pero si aparece a las 8 de la mañana y está perfectamente, el daño en tu cuerpo será mayor. Y si has tenido la desgracia de que en ese accidente estaba tu hijo, entonces el shock ya es brutal.
Pero el tema no es la estrecha relación MENTE-CUERPO, sino los mecanismos por los cuales los conflictos se instalan en el cuerpo. Y aquí hay que empezar a hablar de qué es un ser humano.
El ser humano es una computadora biológica. Se puede considerar al ser humano como una computadora (porque funcionamos con programas) biológica (porque tenemos un cuerpo biológico). Esta computadora biológica utiliza los 5 sentidos para desenvolverse en nuestra realidad e interactuar con ella.
Tenemos la vista, por ejemplo, que recoge apenas un 0,05% de todo el espectro electromagnético. El tacto, por otra parte nos da una idea que realmente es una fantasía: no existe la materia sólida tal y como la imaginamos. Todo en el universo son campos de fuerza que interactúan, nada se toca con nada NUNCA, básicamente porque no existe eso que llamamos materia como tal (todo está compuesto de espacio vacío).
Y así con todos los sentidos… Lo que realmente ocurre es que nuestros sentidos recogen unas señales electroquímicas y electromagnéticas, las llevan por el sistema nervioso al cerebro, y allí hacemos una INTERPRETACIÓN de dichas señales y nos montamos una película concreta.
Hay estudios psicológicos que demuestran que, de la información que recogen nuestros sentidos, añadimos y quitamos cosas para que puedan encajar con nuestras CREENCIAS (programas).
Por ejemplo, si alguien nos cae mal y nos dice algo, aunque sea algo totalmente correcto o neutro, cogemos esa información y la pasamos por nuestros filtros (prejuicios) e interpretamos algo totalmente diferente del mensaje inicial, algo que nos reafirma en nuestras creencias sobre esa persona. Y así vamos por la vida, ajustando toda la información que recibimos en base a nuestras creencias (programas) en el fondo inconsciente.
Intentemos describir que es un ser humano atendiendo a sus estructuras, desde las más densas hasta las más sutiles:
Cuerpo Físico: Es la parte más densa del ser humano; lo que conocemos como cuerpo material. Aquí están los huesos, músculos, vísceras, glándulas endocrinas, sistema nervioso, sistema circulatorio, ligamentos, cabello, etc……
Cuerpo Energético: Es una parte del ser humano mucho menos densa que la parte material. Es un entramado de circuitos (meridianos de acupuntura, nadis) por el que circula la energía que se conoce como chi, ki, prana, etc. Según las culturas. Esta energía es la que da vitalidad a su contraparte material y además mantiene unida la materia al hacer de molde de ésta. El cuerpo energético sobresale unos pocos centímetros del cuerpo físico y lo interpenetra de manera que toda parte orgánica material tiene una contraparte energética que lo anima y lo conforma, ocupando el mismo espacio.
Si a una persona le quitan la vesícula biliar por problemas de salud a nivel digestivo, su contraparte energética podría seguir activa de manera que podría empezar a padecer los típicos dolores de cabeza por una mal función energética de ese órgano que energéticamente aún permanece en el cuerpo. Algo parecido a cuando seguimos sintiendo el dolor de una extremidad amputada, fenómeno conocido como dolor del miembro fantasma.
Cuerpo Emocional: Es un cuerpo más sutil (menos denso) que el cuerpo energético. Espacialmente hablando, se extiende mucho más allá del cuerpo energético y ya no tiene un contorno fiel al cuerpo físico, sino que es ovoide. Al igual que el cuerpo energético, también interpenetra a los 2 anteriores llegando hasta la última célula del cuerpo físico. En este cuerpo se gestiona la energía emocional.
Cuerpo Mental: Es un cuerpo todavía más sutil que el cuerpo emocional. Se extiende más allá del límite del cuerpo emocional y su forma es también ovoide. Al igual que los anteriores, también interpenetra a los demás cuerpos. Este cuerpo gestiona la energía mental: ideas, pensamientos, creencias,…
Cuerpo Espiritual: Este cuerpo es un conglomerado de varios otros cuerpos cada vez más sutiles y más expandidos (hasta el infinito), que por resumir y por la dificultad de la mente humana para conceptuarlos, lo llamamos cuerpo espiritual. Digo infinito porque llegaría hasta un punto en el que todas las cosas de la creación serían una misma cosa. Las energías que se gestionan en este cuerpo, son las más sutiles que puede haber.
En resumen, y dicho de otro modo y al revés, un ser humano, al igual que todas las demás cosas que existen, en su parte más sutil forma parte estructural de un Campo totipotencial no manifestado. En la medida que pasa de la no manifestación a la manifestación, se empieza a desplegar una infinita gama de energías cada vez más densas, hasta llegar al cuerpo físico que todos conocemos.

El conjunto de todos estos cuerpos sutiles (radiación electromagnética de diferentes grados frecuenciales) que envuelven al cuerpo físico es lo que conocemos como AURA. Incluso en laboratorio se puede comprobar la existencia de campos electromagnéticos que rodean al cuerpo físico a 3 metros de distancia como es el caso del campo electromagnético cardíaco.
Todos estos diferentes cuerpos se intercomunican entre sí, los cuales producen CENTROS ENERGÉTICOS (hay 7 principales situados en la columna vertebral y muchos más secundarios y menores) donde confluyen las diversas energías que nos conforman, y acaban comandando las glándulas más importantes del cuerpo físico y los plexos nerviosos cercanos. De esta manera, un pensamiento de traición puede alterar la fisiología de una manera muy precisa cambiando instantáneamente a través de alguna glándula la bioquímica del cuerpo. Una emoción como el miedo puede provocar otro tipo de respuesta fisiológica muy precisa y diferente a la anterior, etc….
Además hay otros elementos como los nadis y los meridianos de acupuntura que conducen ciertos tipos de energías (las más densas) necesarias para el funcionamiento correcto de la células. También se sabe que en el cuerpo humano hay sustancias que actúan como semiconductores y superconductores, de manera que todo el cuerpo está a tiempo real “informado” de todo lo que pasa en cualquier punto del mismo.
De la misma manera que los diferentes virus y bacterias que tenemos en el cuerpo (cuando todo está en equilibrio) se ubican por resonancia en sitios muy precisos y no en otros, los conflictos que tenemos a nivel mental y emocional, que afectan al cuerpo físico de una forma superselectiva atendiendo al tipo de conflicto que se tiene. Además SIEMPRE atendiendo a una lógica de adaptación y evolución: el sentido biológico.
Básicamente se trata de que un conflicto que a nivel mental o emocional no lo podemos gestionar adecuadamente y para nosotros es un problema importante, nuestra biología activa programas inconscientes como solución biológica a aquello que está en la mente o en el cuerpo emocional.
Por ejemplo, tenemos 50 años y nos despiden de la empresa. Si dada nuestra configuración (es totalmente subjetivo e inconsciente) nos obsesiona la idea de cómo voy a mantener a mi familia y a mí mismo, el cuerpo, como solución biológica podría hacer crecer las células del hígado y de esa manera tener la capacidad de aprovechar mejor los alimentos que tomemos. A más células hepáticas, mas producción de bilis y de otras sustancias imprescindibles para hacer la digestión. Asi, en caso de carencia, el cuerpo ya está preparado para aprovechar al máximo los pocos alimentos de los que dispongamos. Este tipo de conflicto mental (energía mental), va interactuando a través (relacionado con el funcionamiento del páncreas, bazo, HÍGADO, estómago, vesícula biliar,…) de las energías más densas hasta afectar a la circulación energética más densa y alterar la correcta función de las glándulas asociadas.

Si el nivel del conflicto es pequeño, la respuesta del organismo es menor, y si el nivel de estrés es terriblemente intenso en nosotros, podríamos llegar a generar un cáncer hepático muy agresivo. O sea, ante un mismo conflicto, según el nivel conflictual, el cuerpo responde con diferentes grados de solución biológica.
Otro ejemplo: Tengo un marido con el que conscientemente quiero tener hijos, pero que inconscientemente no (porque vengo configurada con unos programas familiares inconscientes heredados que me lo impiden). Mi cuerpo, podría solucionar esa fricción entre el consciente y el inconsciente (El inconsciente siempre gana) generando un mioma. De esa manera, el útero que ya está ocupado por el mioma, no permite que se den las circunstancias fisiológicas que favorezcan la fecundación y la gestación.
Realmente, todo aquello a lo que llamamos enfermedad, es una solución que toma el cuerpo físico ante algo que se cuece en nuestro inconsciente. De manera que cuando nos sucede algo en el cuerpo, mientras tomamos otro tipo de medidas paliativas, deberíamos preguntarnos PARA QUÉ mi cuerpo ha tomado esa resolución. Quizás así podríamos llegar al origen de lo que nos pasa y ponerle solución.
Si conseguimos hacer cambios a nivel inconsciente de manera que, lo que antes era un conflicto para nosotros ya no lo sea, la enfermedad (solución biológica) deja de tener sentido y desaparece sola.

Fte: memoriaemocional.com